top of page

TIPOS DE VISA EN USA

Hay varias visas que podrían ser relevantes para aquellos que desean invertir en bienes raíces o comprar propiedades en el país. Aquí hay algunas visas que podrían ser consideradas:

Visa de Inversionista E-2:

Esta visa permite a ciudadanos de países con tratados comerciales con los Estados Unidos venir a los EE. UU. para invertir en una empresa. Aunque no está diseñada específicamente para inversiones inmobiliarias, algunos individuos la utilizan para establecer un negocio que, a su vez, les permita adquirir propiedades.


Visa de Inversionista EB-5:

Esta visa es para inversionistas que desean obtener la residencia permanente en los EE. UU. invirtiendo una cantidad específica de dinero en un proyecto comercial que genere empleo. Aunque no se utiliza directamente para comprar propiedades, algunos inversionistas EB-5 pueden invertir en proyectos inmobiliarios.


Visa de Trabajo H-1B:

Esta visa es para trabajadores temporales en ocupaciones especializadas. Algunas personas que están en los Estados Unidos con una visa H-1B pueden optar por comprar propiedades durante su estadía.
 

Visa de Residente Permanente (Green Card):

 

Tener una green card permite a los residentes permanentes vivir y trabajar de manera permanente en los Estados Unidos. Los titulares de green cards pueden comprar propiedades y, en muchos casos, tienen acceso a los mismos beneficios que los ciudadanos estadounidenses al solicitar un préstamo hipotecario.
Es importante tener en cuenta que, independientemente del tipo de visa, la capacidad para obtener un crédito hipotecario y comprar propiedades en los Estados Unidos dependerá de varios factores, como el historial crediticio, la situación financiera y la estabilidad laboral del solicitante. Además, los requisitos para obtener un préstamo hipotecario pueden variar entre los prestamistas.

Visa L-1

La visa L-1 es una categoría de visa de no inmigrante en los Estados Unidos que permite a las empresas transferir a empleados extranjeros de una oficina en el extranjero a una oficina en los Estados Unidos. Hay dos subcategorías principales de la visa L-1:

L-1A:

Esta visa está diseñada para ejecutivos o gerentes que son transferidos a una sucursal, filial, afiliada o subsidiaria de la misma empresa en los Estados Unidos. Los titulares de visas L-1A pueden ser transferidos por un período inicial de hasta tres años, con la posibilidad de extenderse hasta un máximo de siete años.


L-1B:

Esta visa está destinada a empleados con conocimientos especializados que son transferidos a una oficina en los Estados Unidos. Los conocimientos especializados pueden incluir conocimientos sobre los productos, servicios, sistemas, procedimientos o técnicas de la empresa. Al igual que la L-1A, la L-1B permite una estadía inicial de hasta tres años, con la posibilidad de extenderse hasta un máximo de cinco años.


Características clave de la visa L-1:

Transferencia dentro de la misma empresa: La visa L-1 requiere que la persona sea transferida desde una entidad extranjera a una entidad estadounidense que sea parte de la misma empresa o grupo de empresas.

Solicitud del empleador: La petición para la visa L-1 se presenta por parte del empleador, no por el individuo.

Doble intento: A diferencia de algunas otras visas, la visa L-1 permite a los titulares tener la intención de residir temporalmente en los Estados Unidos mientras mantienen la intención de residir en su país de origen.

Cónyuges e hijos: Los cónyuges e hijos solteros menores de 21 años de los titulares de visas L-1 pueden solicitar visas L-2 para acompañar al titular de la L-1 a los Estados Unidos.

Es importante señalar que, aunque la visa L-1 permite a los titulares trabajar en los Estados Unidos, no proporciona automáticamente la residencia permanente (green card). Sin embargo, algunos titulares de visas L-1 pueden buscar ajustar su estatus a residente permanente si cumplen con ciertos requisitos.

Se recomienda buscar asesoramiento legal y financiero específico para entender las opciones disponibles y los requisitos aplicables según la situación personal de cada individuo. Un abogado de inmigración y un asesor financiero pueden brindar orientación especializada en estas cuestiones.  Cuenta con nosotros para apoyarte.

bottom of page